La avicultura dentro de la industria: estrategias para la producción y exportación de ovoproductos

Miguel Bohórquez, investigador de la Universidad de Cádiz, participa en el aviFORUM-PUESTA 2019, jornadas celebradas en el Eurostars Torre Sevilla, con la ponencia titulada «La avicultura dentro de la industria: estrategias para la producción y exportación de ovoproductos».

  • El sector de los ovoproductos en España no es nuevo, pues según la FAO se registraron las primeras exportaciones en el año 1969. Actualmente consta con 34 empresas registradas (aunque el total puede ser superior según algunas fuentes).
  • Comparativamente el sector de la avicultura de puesta cuenta con muchísimas más empresas que el sector de los ovoproductos, pese a que se estima que el 20% de los huevos españoles son procesados industrialmente.
  • Los destinos de la producción de ovoproductos son básicamente las industrias alimentarias, siendo el principal consumidor el sector de la pastelería, salsas y tortillas. Pese a ello, también es notoria la distribución a HORECA y las ventas a minoristas en supermercados.

La incertidumbre es una vital constante para los avicultores europeos, también para las industrias del huevo. Tanto es así que las palabras de Mulder, experto de Rabobank, sobre el futuro prometedor para las producciones proteínicas de bajo precio deben ponerse en valor, y en concreto para las basadas en el huevo y derivados. No en vano, estas manufacturas son de las más ecológicas debido a su baja huella de carbono y el bajo coste de producción-eficiencia.

Los ovoproductos son una extensa gama de productos que contienen huevo, comprendiendo desde el más popular como el huevo líquido pasteurizado hasta una inagotable diversidad de mezclas, aportes y extractos como, por ejemplo, la lisozima.

El sector de los ovoproductos en España no es nuevo, pues según la FAO se registraron las primeras exportaciones en el año 1969. Actualmente consta con 34 empresas registradas (aunque el total puede ser superior según algunas fuentes).

Lo que sí está claro es que en los últimos años el número de firmas se mantiene estable, no apareciendo nuevos entrantes en la competencia

Pese a ello desde el año 2005 se denotó una importante dinámica de bajas y altas en el sector. De esta forma, de las 35 empresas existentes en 2005, casi la mitad desaparecieron o cambiaron de dedicación, siendo reemplazadas por nuevas competidoras. Así, comparativamente el sector de la avicultura de puesta cuenta con muchísimas más empresas que el sector de los ovoproductos, pese a que se estima que el 20% de los huevos españoles son procesados industrialmente.

Tanto que se podría señalar que existe una relación en el número de compañías cercana al 3 %, lo que indica que para los avicultores españoles el sector de los ovoproductos no es, a priori, demasiado atractivo. El perfil de las actuales 34 empresas registradas es muy variado, pero generalmente son PYMEs que se dedican a varias actividades, y no exclusivamente la propia de granjas avícolas y centros de clasificación de huevos

Solo 2/3 de las industrias cuenta con instalaciones avícolas por lo que sería lógico pensar que casi siempre usarán su propia producción y con los criterios de costes más ventajosos para estas empresas. El resto, 1/3, son empresas alimentarias que usan el huevo para sus productos y tienen líneas de ovoproducto.

De todas las industrias del sector solo una parece estar estrictamente enfocada a que todo el huevo del que dispone se dedique para la industria, pero ciertamente en los años recientes esta tendencia está al alza.

Por otro lado, este sector está bastante diseminado por la geografía nacional, pero destaca la provincia de Valencia con 6 registros y Alicante, las provincias de la Cataluña costera, Burgos y Asturias con 2 organizaciones cada una de ellas. Otra diferencia entre sectores es que la distribución del censo de ponedoras, donde el 27% se ubican en Castilla-La Mancha no se corresponde fielmente con la producción de ovoproductos en esta Comunidad, todo ello en favor de la Comunidad de Madrid.

Como ocurre para el sector del huevo cáscara, las empresas de ovoproductos no son, por lo general, grandes. Recuérdese que la empresa del huevo puntera en facturación se encontraba en una posición cercana al número 1000 del ranking total español. Así, la competencia en el mercado de los ovoproductos está presidida por algún grupo alimentario nacional, los 3 grupos internacionales con filial en España y por empresas nacionales dedicadas a la avicultura de puesta.

Los destinos de la producción de ovoproductos son básicamente las industrias alimentarias, siendo el principal consumidor el sector de la pastelería, salsas y tortillas. Pese a ello, también es notoria la distribución a HORECA y las ventas a minoristas en supermercados.

Por otro lado, hay que observar que el porcentaje de empresas de ovoproductos tradicionalmente exportadoras es relativamente alto, ya que el 40% de ellas se deciden a realizar transacciones comerciales continuadas en el tiempo. Entre las firmas indicadas que marcan la competencia sectorial se concentra el grueso de la exportación española de ovoproductos. Concretamente las provincias de Valladolid, Huesca, Navarra y Asturias son las que más huevo procesado envían al exterior, seguidas a distancia por otras provincias importantes para la producción avícola.

Así mismo hay que señalar que la importación de ovoproductos hacia España también es importante y en cifras similar a la exportación. En este sentido, hay que comentar que las entradas de productos de huevo foráneo acuden a provincias diferentes de las exportadoras.

Las transacciones de huevo procesado suelen ser muy frecuentes dentro de la UE, siendo Holanda el principal país exportador de todos los formatos de huevo

Para el caso de Portugal hay que indicar que el sector de huevo cáscara comprende 61 empresas registradas, de las que 14 producen huevo líquido y se ubican en la zona central del país. Actualmente las exportaciones de huevo líquido son importantes, llegando a ser algo menos de la mitad del nivel español. En cambio, las de huevo en polvo y en formato cáscara habitualmente son muy inferiores. Según la FAO empezó a exportar huevo líquido en 1986. En cuanto a las producciones de ovoproductos europeas, la situación de la competencia de mercados es similar a la española, siendo hoy por hoy la mayor amenaza Ucrania, por su elevado nivel de producción en todos los formatos de huevo. Aunque a nivel mundial se puede indicar que una posible amenaza comercial, aparte de las futuras producciones asiáticas, podría proceder de las grandes empresas avícolas de Brasil, Estados Unidos y México.

CONCLUSIONES

En resumen, el sector de los ovoproductos puede considerarse como un subsector del sector de la producción del huevo cáscara, pero con muchas características diferenciadas. Es un sector en crecimiento sostenido, dinámico, con alta incertidumbre, en una reorientación, donde puede que aparezcan nuevos entrantes y donde las empresas de tipo asociativo pueden ser una oportunidad para las empresas de tamaño pequeño frente a las tendencias monopolísticas. Asimismo, la opción de la exportación/importación debe siempre considerarse, al existir frecuentemente en los mercados europeos del huevo más producción que consumo.

En cuanto a los factores estratégicos importantes para las organizaciones del sector se intentará dar respuesta a la pregunta: ¿cuáles son los factores influyentes en las estrategias de internacionalización de mercados de las empresas españolas exportadoras de ovoproductos?

En resumen se puede indicar que los mercados de ovoproductos en su macroentorno están influidos por muy diversos factores, pero los que principalmente influyen para los mercados exteriores son los sanitarios, los internacionales, los socioculturales y los demográficos. El análisis de las 5 fuerzas competitivas de Porter indica que para la rivalidad de las empresas competidoras del sector es muy importante la amenaza de nuevas empresas entrantes y el alto poder negociador que tienen los compradores (Figura 1).

Figura 1: Diagrama de las 5 fuerzas competitivas de Porter para el sector de los ovoproductos. Elaboración propia.

 

Por otra parte, el análisis DAFO para las empresas del sector revela que la fortaleza del sector es grande y basada en la importancia nutricional del huevo, que una debilidad importante es la proliferación de normativas exclusivas para la UE, que las amenazas están más enfocadas a los factores sanitarios e internacionales y que numerosas oportunidades de negocio basadas en la diferenciación surgirán con la creciente segmentación y la aparición de nichos de mercado.

Además como consecuencia de un estudio realizado a las empresas españolas que exportan ovoproductos, las conclusiones principales fueron:

  1. que el tamaño de las empresas no es determinante
  2. que debe prevalecer la calidad del huevo origen sobre el precio
  3. que es muy importante tener una buena reputación con respecto a los clientes y también respecto a los proveedores
  4. que la distribución de los productos suele ser directa
  5. que para aumentar el poder de mercado se debe exportar
  6. que las empresas más competitivas se enfocan más que las otras frente a querer exportar

En el futuro, según los expertos el suministro de huevo líquido en cercanía seguirá ocupando el grueso de la producción. Las producciones intensivas en energía, como el huevo en polvo y congelado, no evolucionarán mucho. Sólo ciertas empresas se especializarán en otros ovoproductos: bien para realizar productos más complejos y específicos, bien para comercializar extracciones.

El ovoproducto es un producto propio de economías avanzadas. Cuanto más ovoproducto y más variado, más desarrollada estará una economía. Esta es una regla nunca escrita y como buena regla, una que no siempre se cumple.

Para resolver el posible devenir del sector ineludiblemente habrá que seguir acudiendo a qué se está haciendo en los países más potentes del mundo en I+D, aunque en España se seguirán realizando innovaciones específicas.

Deja un comentario